Inicio

Recuerda que MundoSoviet se visualiza mejor con Firefox. Te invitamos a participar en MundoSoviet, mándanos tu artículo, nosotros lo publicamos.
Felicidades a Saraperos de Saltillo, campeones de la Liga Mexicana de Beisbol. Ha muerto el "ya merito". Saraperos

Recomendado

Artículos Recomendados:
MundoSoviet usaStuff-a-Blog

Galerías

Haz clic en la imágen para ver la galería.
Museo de las momias - Guanajuato Expresión en Corto 07 - Guanajuato Expresión en Corto 08 - Guanajuato

Videos

Alex Lora del TRI de México invita a visitar MundoSoviet.com

Eventos

Reality.tv: Porque el show debe continuar...

. lunes, 27 de octubre de 2008

¿Eres de las personas que zappea la televisión los domingos durante todo el día? Cómo bien sabemos el domingo es el día del Señor y es justo el momento en dónde quienquiera, hombres y mujeres debemos descansar nuestras mentes y prepararnos para las jornadas laborales de la implacable semana que comienza. Fútbol, lucha libre, películas palomeras que nunca fuimos a ver al cine, programas culturales y de reflexión política, videos musicales, weekends, series y repeticiones de series, alto contenido deportivo y la ya entrada en moda: Televisión real.

Ante un escenario vacío y con altas carencias de criterio, es posible que sea un asunto de diversificación de públicos, sin embargo está en la naturaleza del mexicano ser curioso, esnobista y hasta un poco metiche. ¿Significa esto la evolución del reality mexicano en la actualidad? ¿O es solamente una estrategia más de refritos televisivos, ventas y el negocio capaz de lucrar con las piezas de humanidad de las personas?

Pasa al confesionario… y stop a las llamadas.

La televisión real o el reality show vio la luz como tal, en 2002 con la llegada del Gran Hermano a México por cortesía de Endemol México y Televisa. Fue en este periodo dónde los paradigmas televisivos fueron llevados al límite de los programas de concursos convencionales y los proyectos de este tipo fueron teniendo una consecución importante en las audiencias mexicanas. Para entonces la competencia, TV Azteca proyectaba uno de sus grandes éxitos a nivel televisión real: La Academia que en su primera generación hizo un lanzamiento de prominentes voces que a través de la participación del público eran condicionadas en alcanzar su sueño. Estaban claras las tendencias: La televisión real era un éxito a nivel nacional.

En los años posteriores las fórmulas fueron repitiéndose y evolucionando en sí mismas. Hubo 8 emisiones del Big Brother y 6 emisiones (incluida la actual) de La Academia, con no tan exitosos intermedios como Factor Miedo, Estrellas de Novela, Operación Triunfo, etc. Era evidente el interés (algunas veces mórbido, otras empático) del público con sus referentes sociales y no sociales en la televisión mexicana.

Dichos referentes sociales, vivían procesos sociales que como audiencias podíamos constatar a través del seguimiento televisivo y era asombroso ver cómo las personas se transformaban en celebridades y las celebridades en personas mediante las múltiples ventanas que la pantalla chica nos ofrecía. De la misma manera, la audiencia al identificarse en dichos procesos quedaba enganchada a las nuevas propuestas que podían ser vistas en el televisor.

¿Qué sucede ahora? El negocio del reality TV se ha reconfigurado, obteniendo su materia prima igualmente de las personas pero principalmente de sus sueños.

Bienvenido al mercado de los sueños, por cortesía de tu televisora favorita.

La televisión real no se constituye ahora de llamadas solamente y del apoyo al “personaje” favorito; no se compone de la curiosidad morbosa de ver a la gente en esos grandes laboratorios sociales dónde las emociones están exacerbadas y en dónde las relaciones interpersonales son llevadas al extremo. El gran aporte que durante su evolución en el tiempo a través de estos 6 años ha tenido el reality show es precisamente comerciar con los sueños de sus aspirantes.

Para su muestra, y desde hace un tiempo hacia acá es preciso que enciendas tu televisión en horario estelar de domingo para darte cuenta lo que muchas veces la gente está acostumbrada a ver en este mercado de los sueños y las ilusiones con el fin de lograr sus objetivos.

Los juicios (si es que son generados) por la audiencia tendrán ya la fundamentación moral por parte del espectador, quien se apasionará o le sentará indiferente ver lo que un puñado de soñadores hacen para conseguir el éxito sustentado por millones de mexicanos que gastan sus sueldos en el apoyo a quien sea, y en los negocios de este mercado de las ilusiones.

Los insumos están. Todos tenemos sueños, recursos y limitantes que evidentemente configuran nuestra situación social. ¿Cuáles serán los criterios para poder transmitirlos en televisión nacional? ¿Casos excepcionales? ¿Lo más puro o lastimero del entorno? Y más aun, ¿En efecto habrá una falta de criterio para seguir en el consumo de la televisión real? ¿Hasta dónde llegará nuestra curiosidad por explorar las necesidades de aceptación del ser y lograr una seguridad?

No deje de sintonizarnos todos los domingos por las noches, en su canal favorito y tampoco olvide votar por su favorito en los números que usted ya conoce. Vote, finalmente las decisiones las posee el público quien es el soberano benefactor de la televisión real.


(Cualquier comentario en relación a esta nota, sírvanse de postearla en los comentarios de este espacio, en el foro, en el blog: http://whitewizard7.blogspot.com o bien a mi correo personal. ¡Bienvenidos al diálogo!)

1 comentario:

Soviet dijo...

Este artículo me ha recordado el circo, esto sin ofender, ya que no creo que hayas hecho una payasada, me refiero al circo en el que cada vida es un acto y nada más, en el que por más que una persona sufra sólo logra entretener a un sector de la sociedad.

Claro que las desgracias ajenas venden, como cuando todos se reían de los gorditos que corrían, o cuando llaman al ver que fulanito no tiene una pierna por que se la voló el tren.

A final de cuentas todas esas historias íntimas son sacadas a la luz a cambio de unos pocos centavos para quien pierde su dignidad, y de millones para quien se le ocurrió venderla.

Un saludo.

Publicar un comentario

Bienvenid@ a MundoSoviet. Tu opinión es muy importante para nosotros. Mantente al pendiente, pues procuramos contestar los comentarios por esta misma vía.
Gracias por comentar.

Twitter

Sígueme en Twitter
ir arriba